¿Hay que vaciar la piscina en invierno?

construir tu piscina en Sevilla o Huelva
Cómo elegir la empresa para construir tu piscina en Sevilla o Huelva
10/03/2019
Revestimiento interior de una piscina
¿Cuál es el revestimiento interior ideal para una piscina?
10/05/2019
Mostrar todo

¿Hay que vaciar la piscina en invierno?

Vaciar la piscina en invierno

Una de las dudas más habituales que nos consultan nuestros clientes es si tienen que vaciar la piscina en invierno o, por el contrario, lo más adecuado es mantenerla llena de agua durante todo el año.

Lo cierto es que con la proximidad del otoño y la posterior llegada el invierno tendemos a olvidarnos por completo de nuestra querida piscina.

Solo recordamos que hemos de poner en marcha los cuidados oportunos cuando comienza la primavera y el tiempo más cálido nos hace pensar en ella. Es entonces cuando le prestamos atención nuevamente, pues queremos tenerla a punto para cuando lleguen esos días en los que comienza a apetecer darse un chapuzón en agua fresca.

La ausencia del calor hace que no la utilicemos y, por lo tanto, no le prestemos la atención necesaria. Muy por el contrario, es cuando cometemos uno de los errores más habituales: vaciar el agua de la piscina.

¿Por qué no tienes que vaciar tu piscina en invierno?

Una de las principales razones por las cuales nunca hay que vaciar la piscina en invierno es que, el mantenerla con agua, ayuda a prolongar su vida útil.

Eso sí, has de saber que es importante vaciar tu piscina una vez al año. Ya sea porque el agua está sucia y necesitas limpiar su estructura, como para eliminar hongos, algas y las típicas manchas verdes que suelen incrustarse en las paredes y en el fondo. Además, para controlar que no tenga fisuras que sea necesario que reparar con urgencia.

Sin embargo, lo que nunca has de hacer es dejarla mucho tiempo sin agua.

No importa si es una piscina prefabricada o una de obra. Aunque te parezca desagradable que el agua se ensucie, no es algo que le afecte cuando no la usas. Y además, existe la llamada técnica de hibernación que te ayudará a alargar la durabilidad de tu piscina.

Técnica de la hibernación de piscinas

Para llevar un correcto mantenimiento de tu espacio de aguas has de usar la técnica de hibernación. Este método te permitirá mantenerla limpia durante los meses de inactividad y reutilizar el agua cuando llegue el calor.

Con esta técnica podrás ahorrar dinero y, por si fuera poco, te hará sentir mejor pues estarás conservando uno de los principales recursos del planeta: el agua.

¿En qué consiste la técnica de hibernación?

  • El primer paso es limpiar el vaso, el fondo y las paredes de tu piscina. Si quieres ahorrar tiempo y esfuerzo has de saber que existen modernos robots que harán, prácticamente, todo el trabajo por ti.
  • A continuación, tienes que tratar el agua de la piscina con productos químicos y un procedimiento concreto para evitar el crecimiento de hongos, algas y bacterias, entre otros agentes que perjudican enormemente tu espacio de aguas.
  • Finalmente, le tocará el turno a la instalación de una cubierta que impedirá que la piscina se llene de insectos, hojas, ramas y todo tipo de suciedad ambiental. La cubierta constituirá un plus en la mejor conservación de la piscina, pero tienes que tener en cuenta que no la librará completamente del polvo. Otra magnífica aplicación de la cubierta, es la seguridad. Ya que impedirá que alguien de tu familia, amigos o personal de limpieza, así como alguna de tus mascotas, pueda caer dentro por accidente.

En definitiva, nunca vacíes la piscina en invierno. Aplícale las técnicas que te contamos en este post y tendrás un espacio de aguas en perfecto estado, sin grietas ni fisuras, durante muchísimos años.

Por cierto, ¿estás pensando en construir una piscina en tu hogar para disfrutar de todas sus ventajas? Contáctanos ahora, pídenos un presupuesto o llámanos por teléfono; estaremos encantados de hacer realidad la piscina de tus sueños.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *